¿Alguna vez has oído hablar de “bacterias” en el depósito de combustible?

¿Alguna vez has oído hablar de “bacterias” en el depósito de combustible?

Las bacterias en el depósito de combustible diésel se producen debido a una contaminación bacterial. Este proceso es causado por bacterias microscópicas, fermentos, moho y hongos, haciendo que los filtros se tapen.

Bacterias en el depósito

¿Qué son y cómo se forman las bacterias en el depósito? 

Como se menciona en el blog anterior, (Biocombustible y agua de condensación), hoy en día los biocombustibles tienen ciertas características que facilitan la proliferación de microorganismos y bacterias en el depósito.

La presencia de agua, los cambios de temperatura y el porcentaje de biocombustible crean el hábitat perfecto para el desarrollo de colonias de bacterias que, al proliferar, desarrollan “microorganismos” que ocasionan un problema bien conocido: la obstrucción del aforador del depósito y del filtro de combustible.

Las bacterias se alimentan de los hidrocarburos presentes en el combustible diésel, variando su calidad, produciendo dióxido de carbono y desechos que se acumula en el fondo del tanque formando lodo.

 

Tanque combustible

 

Las bacterias en el tanque representan un problema creciente que puede involucrar a todos los vehículos diésel, PERO SOBRETODO EN VEHÍCULOS INDUSTRIALES Y BARCOS.

En casos extremos, esto puede conducir a un bloqueo del motor.

 

Qué vehículos son los más sujetos:

  • Vehículos con un tiempo de inactividad prolongado.
  • Vehículos utilizados en ambientes muy calurosos o con alta humedad.

Bus, Barco y Camiones

 

Prevención:

  • El uso del producto microflex® 984 para diésel ayuda a contrarrestar la presencia de agua condensada en el tanque.
  • Reposte solo en distribuidores oficiales y evite usar combustible que haya permanecido en los tanques durante mucho tiempo.

 

Solución:

Una vez que se ha diagnosticado una carga microbiana demasiado alta en el combustible diésel, como consecuencia del bloqueo del vehículo, es esencial resolver el problema:

    • Recuperación mecánica del tanque o cisterna: Si las bacterias se han formado y proliferado, no es posible eliminarlas químicamente, será necesario intervenir con la eliminación mecánica.
    • Recuperación química: Una vez realizada la recuperación mecánica, es necesario eliminar la fuente de formación de bacterias. Para hacer esto, se usa una sustancia TUNAP específica para eliminar la carga bacteriana en el combustible.

Video producto Tunap 685

 

CAMIONES Y BARCOS: Comience con la remodelación química mediante la inclusión de TUNAP Cargo logic 685 en el tanque y luego realice el tratamiento de filtrado con la bomba de limpieza diésel TUNAP 16210 o Filtroll.

 

 

Normativa legal bactericida