Ley de Cambio Climático

¿Prohibir la venta de coches gasolina, diésel e híbridos para el 2040?

El objetivo final es liberar las calles de toda clase de vehículos de combustión para el 2050 para así garantizar la total descarbonización de la economía española y cumplir con el Acuerdo de París para la lucha contra el cambio climático.

Por ahora, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es un borrador que el Gobierno ha enviado a los diferentes partidos políticos.

 


Estaciones petrolíferas viejas

 

Hay tres medidas claves.

  • La venta de coches ligeros (diésel, gasolina e híbridos) estará prohibida a partir del 2040.
  • La circulación de cualquier vehículo a combustión estará prohibida a partir del 2050.
  • La implementación obligatoria de zonas de bajas emisiones para los municipios con más de 50.000 habitantes para el 2023.

La visión en el sector.

Estas nuevas medidas han puesto la voz al cielo de algunas entidades con bastante peso, como la Aniacam (Asociación Nacional de Importadores de Automóviles, Camiones, Autobuses y Motocicletas), quien opina que la nueva Ley significará introducir un factor de inestabilidad en el sector del automóvil, el cual representa el 10% del PIB y el 9% de la población trabajadora de España.

En resumen, un retroceso importante, tanto en aportación al PIB como al empleo.

 
Gasolinera histórica
 

Germán López Madrid, presidente de Aniacam, dice que la Ley de Cambio Climático y Transición Energética es una utopía, porque remplazar todo el parque automovilístico de combustión por los eléctricos requiere una infraestructura que, según su opinión, resulta imposible de crear.

López Madrid apuesta por un proceso de electrificación más progresivo y paulatino, dentro de las posibilidades que ofrece la tecnología.

La Anfac (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones) comparte la opinión de Aniacam, oponiéndose también al documento del Ministerio para la Transición Ecológica. Asegura que la Ley producirá un efecto muy negativo tanto en la demanda de automóviles como en el volumen de fabricación. Además, el proyecto exige una reconversión industrial completa y acelerada que requiere importantes inversiones.

 
Petrolera y la ley de cambio climático
 

Otros países de Europa.

Parece que los plazos propuestos en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética son idénticos a los fijados por el Reino Unido y similares a los de Francia. Por otro lado, la propuesta de ciertos países europeos todavía es más osada: Dinamarca, Holanda, Alemania e Irlanda quieren prohibir la venta del diésel diez años antes que España, mientras que Noruega apuesta a concretar con el objetivo para el 2025.

Baleares

El proyecto de Ley cita la Ley de Cambio Climático Balear la cual, se supone, prohibirá los coches diésel en las islas para el 2025, algo que a muchos les resulta una broma con gracia proveniente de la desconfianza hacia la realización del proyecto.

 

Ciertamente, nada está claro o definido: el diésel continúa teniendo un destino incierto en toda Europa. El coche eléctrico y los planes de electrificación permanecen en los planes de los principales Gobiernos europeos, pero los que forman parte de la industria no lo ven para nada claro.